Día 3: Castañar de Ibor y el valle sinclinal del Guadarranque

Geoparque Villuercas > El Geoparque en 3 días > Día 3: Castañar de Ibor y el valle sinclinal del Guadarranque

Desde el entorno de Castañar y su famosa cueva al valle de los fósiles

Nos dirigimos temprano a Castañar de Ibor para llegar al Centro de Interpretación de la Cueva de Castañar. Visita a los castaños gigantes del Calabazas. Comida y salida hacia el Guadarranque. Subida al Risco Carbonero, panorámicas y playa del Ordovícico. Bajamos por el valle del Hospital del Obispo recorriendo el Camino Real de Guadalupe en sentido contrario hasta Navatrasierra. Visita del centro de los fósiles y regreso.

Desde la cuna de la vida animal a la Edad Media

Villuercas-Ibores-Jara configura un geoparque en la Extremadura más oriental. Elevándose entre las cuencas del Tajo y del Guadiana, aparece como un macizo montañoso de sierras y valles paralelos que no es otra cosa que el resultado de los plegamientos de la corteza terrestre cuando los continentes convergieron para formar Pangea hace unos 300 millones de años. La erosión y el modelado fluvial han dado lugar a un paisaje de indudable belleza que ahora puede disfrutarse desde una variedad de sitios panorámicos. Las montañas nos revelan los primeros pasos de la evolución de la vida animal hace más de 550 millones de años mientras que sirven de refugio a una flora y fauna singulares. En ellas, los vestigios calcolíticos, romanos, árabes o medievales acompañan la magnificencia del Monasterio de Guadalupe, sirviendo de capítulos en el relato histórico y visitable de esta tierra.

¿Qué vas a descubrir en «El Geoparque en 3 días»?

Este itinerario toca experiencias memorables: la formación de las montañas y el relieve desde lo alto de La Villuerca, la magia de las formaciones kársticas en la cueva de Castañar, la evolución de la vida animal en los centros de visitantes de Cañamero y Navatrasierra, el pasado minero en Logrosán, la conservación de la flora y la fauna en Guadalupe, Castañar de Ibor y el Guadarranque y el legado histórico en Berzocana y en el Monasterio de Guadalupe.