Geoparque Mundial UNESCO

Nº23 – Anticlinal del ibor

Geoparque Villuercas > Geositios > Nº23 – Anticlinal del ibor

LOCALIZACIÓN Y ACCESIBILIDAD

Se encuentra situado en la parte central de Las Villuercas ocupando dos anchos valles por los que discurren el río Ibor, hacia el Tajo, y el río Guadalupe hacia el Guadiana.

Se accede a la zona norte del Anticlinal del Ibor-Guadalupe a través de la carretera nacional que comunica Guadalupe con Navalmoral de la Mata, y a través de ella, en numerosos puntos, se ofrecen panorámicas inmensas sobre el valle del río Ibor, de incomparable belleza. Esta carretera permite también acercarse a las preciosas Cuevas de Castañar de Ibor, culmen del relieve kárstico que caracteriza esta zona.

Para contemplar bien esta megaestructura hemos elegido un lugar en la carretera EX-118, salida sur de Navalvillar de Ibor, hacia Guadalupe. El Mirador de la Báscula.

 

No obstante, este agreste lugar es accesible para cualquier tipo de vehículo y por supuesto a pie.

ATRACTIVOS DE LA VISITA

La disposición de los materiales que constituyen el Anticlinal del Ibor, su composición y los fósiles que contiene, nos hablan de los orígenes de sus rocas y nos permiten saber que formaron parte de una extensa plataforma marina o costera.

Las calizas del núcleo son representativas de antiguos arrecifes, constituidos por Cloudinas, estromatolitos y algas calcáreas, estructuras fósiles de aguas poco profundas. En las pizarras del núcleo existen otras formas filamentosas de la primitiva fauna y flora del Ediacárico: Vendotenidos y Sabellitides.

Las cuarcitas armoricanas del Ordovícico, nos dan la imagen de una gran playa de arenas silíceas, hoy recristalizadas en las que es fácil encontrar fosilizadas las huellas (Crucianas, Daedalus, Skolithos…) de los organismos que en ella vivían.

La riqueza de sus materiales calcáreos (calizas, dolomías y sideritas) es conocida desde la antigüedad. De hecho se han utilizado tanto para la industria calera, como atestiguan los numerosos hornos para cal distribuidos por toda la zona (Geositio La Calera) como para la industria siderúrgica derivada de los llamados “criaderos de hierro del Grupo Ibor”.

INTERPRETACIÓN GEOLÓGICA

Geológicamente es una estructura de plegamiento muy extensa y alargada en dirección NW- SE, y forma parte del gran Sinclinorio de Las Villuercas. Un sinclinorio es un conjunto de anticlinales y sinclinales cuya forma final recuerda más a un gran sinclinal. Se formó durante el Movimiento Orogénico Hercínico, ocurrido durante el periodo Carbonífero, hace más de 300 millones de años.

Desde el lugar elegido de observatorio resulta más fácil comprender que las rocas (cuarcitas armoricanas) que forman las crestas de las sierras a ambos lados del anticlinal son parte de la misma formación geológica que en su momento estuvo dispuesta en forma de gran bóveda (antiforma). Lo que vemos hoy son sus restos porque todo el núcleo de la megaestructura abovedada ha desaparecido convirtiéndose en un valle (relieve invertido) recorrido por el río Ibor, quedando solamente parte de los flancos o bordes de la bóveda anticlinal (Ej. Camorros de Castañar y de Navalvillar)

Las cuarcitas que se observan en las crestas son de edad ordovícica (- 460 m.a.), mientras que en las laderas y hacia el fondo del valle encontramos otras rocas más antiguas del llamado “Grupo Ibor”: pizarras, areniscas, calizas, etc., del periodo Ediacárico (- 550 a -560 m.a.).