Geoparque Mundial UNESCO

Nº14 – Río guadalupe y barranco de valdegracia

Geoparque Villuercas > Geositios > Nº14 – Río guadalupe y barranco de valdegracia

LOCALIZACIÓN Y ACCESIBILIDAD

Para llegar hasta el curso alto del río Guadalupe debemos tomar una pista forestal que parte desde la antigua carretera EX 380, en una cerrada curva, por detrás de la derruida “Fábrica de la Luz”, un kilómetro al oeste de Guadalupe.

ATRACTIVOS DE LA VISITA

El río Guadalupe desde su nacimiento, en las pedreras de la zona meridional de La Villuerca, hasta su desembocadura en el río Guadiana cerca de Valdecaballeros, posee unos valores naturales de notable importancia desde el punto de vista geológico, ecológico y paisajístico. Es de destacar el perfecto estado de conservación del tramo alto del río, que tiene la protección deCorredor Ecológico y de Biodiversidad, desde 2003, en el que podemos encontrar formaciones vegetales de gran importancia como las galerías ribereñas de sauces, fresnos, chopos y alisos o las asociadas a las márgenes, generalmente pastizales de gramíneas y bosques mixtos de encinas y alcornoques.

El Corredor cuenta con gran cantidad de especies de mamíferos y aves protegidas: nutria, musaraña, gato montés, garduña, cigüeña negra, búho real, autillo, aguililla calzada y águila culebrera, milanos, elanio azul, azor, gavilán, cernícalo primilla, así como gran cantidad de aves acuáticas.

En el aspecto histórico destacaremos la abundancia de molinos, batanes y aceñas construidos por los monjes jerónimos en las riberas del río Guadalupe. El viajero alemán Münzer, en suItinerarium Hispanicum de 1494-1495, nos informa de que la reina Isabel la Católica hablaba de este bello y exuberante entorno de Guadalupe como «su paraíso».

INTERPRETACIÓN GEOLÓGICA

Litológicamente la serie de materiales de estos cauces fluviales está constituida fundamentalmente por alternancia de estratos pizarrosos y calcoesquistos con otros de areniscas y conglomerados, entre los cuales se intercalan algunos niveles discontinuos de calizas dolomíticas de unos 25 m. de potencia y color azulado, las cuales afloran en las cercanías de la Granja de Mirabel, junto a unos antiguos hornos de cal, donde fueron explotadas para poder construir su caserío y el histórico Monasterio de Guadalupe.

En las rocas pizarrosas es frecuente encontrar restos de filamentos algales del género Vendoténidos, y las calizas presentan estructuras de algas marinas (estromatolitos) que nos dan una edad Ediacárico y nos hablan de los orígenes de sus rocas en una extensa plataforma marina.

Esta zona presenta unos relieves fuertes hacia el norte, debido a fallas recientes de cierta importancia originadas durante la fase final de la orogenia Alpina y que constituyen la divisoria de aguas vertientes entre las cuencas fluviales del Tajo al norte y del Guadiana al sur.